Estados UnidosNoticias

Senado estadounidense aprueba plan de rescate de Biden por US$ 1.9 billones

Luego de varias jornadas de debate, el Senado de Estados Unidos otorgó este sábado el visto bueno al proyecto de estímulo económico propuesto por el presidente Joe Biden, que tiene como objetivo recuperar la economía del país, gravemente afectada por la pandemia del coronavirus. El plan de rescate supone la primera victoria de los demócratas durante la presente administración.

La aprobación del paquete de medidas se produjo con un estrecho margen de votación, con 50 votos demócratas y 49 por parte de los republicanos. No se requirió el voto dirimente de la vicepresidente Kamala Harris, debido a la ausencia por motivos personales de un senador republicano.

El proyecto aprobado supone una serie de pagos directos a millones de familias estadounidenses por US$ 1,400, además de ayudas semanales de US$ 300 a las personas que quedaron desempleadas por la crisis, así como fondos para vacunas y equipo médico.

“Hoy puedo decir que hemos dado un paso gigante para cumplir la promesa que hice a los estadounidenses, de que la ayuda estaba en camino”, sostuvo el presidente Biden desde la Casa Blanca momentos después de conocerse la votación. Durante su mensaje, dijo que el 85% de hogares del país recibirán pagos.

Ahora, la ley deberá regresar a la Cámara de Representantes, que ya había aprobado una versión distinta del proyecto, por lo que deberá volver a revisarlo. La Cámara Baja tiene mayoría demócrata, por lo que se prevé una victoria fácil.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, afirmó que después de este trámite espera que Biden firme las nuevas medidas el 14 de marzo. Sin embargo, antes de recibir la luz verde del Senado, el proyecto provocó una fuerte discusión entre las filas demócratas.

El miedo de los demócratas más moderados residía principalmente en un hipotético sobrecalentamiento de la economía provocado por las ayudas a personas desempleadas y el aumento del salario mínimo.

Finalmente, las ayudas pasaron de 400 a 300 dólares semanales y la propuesta para que el salario mínimo se duplicara hasta los 15 dólares no fue aprobada por la Cámara Alta.

Estas reticencias, sumadas a la oposición republicana, provocaron que la sesión durara casi 12 horas. “Quiero que el pueblo estadounidense sepa que vamos a superar esto y que pronto nuestros negocios reabrirán, nuestra economía se reabrirá y la vida se reabrirá”, afirmó Chuk Sumer tras una aprobación que fue seguida por los aplausos de la bancada demócrata.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba