Ciencias y TecnologíaEstados UnidosNoticias

NASA y SpaceX firman contrato para regresar a la Luna en el 2024

La NASA confirmó el último fin de semana que llegó a un millonario acuerdo con SpaceX para llevar astronautas a la Luna en el año 2014, luego de considerar que la compañía fundada por Elon Musk posee todo lo necesario para llevar a cabo este tipo de misiones.

A través de una rueda de prensa, la agencia espacial estadounidense dijo que seleccionó a la empresa que más se ajusta a los requerimientos de su programa Artemis. Indicó que también encontró coincidencias con su estrategia lunar, presupuesto del gobierno federal, seguridad en el aterrizaje, entre otros aspectos. El monto del contrato asciende a US$ 2,890 millones.

Otra de las organizaciones interesadas en obtener el contrato para el Sistema de Aterrizaje Humano (HLS, por sus siglas en inglés) era Blue Origin, empresa aeroespacial fundada por Jeff Bezos, presidente de Amazon y considerado como el hombre más rico del planeta.

El contrato de HLS considera un lanzamiento y un aterrizaje lunar “tan pronto como en 2024”. La oferta de Elon Musk, fundador de SpaceX superó así la de Dynetics y también la de Bezos, quien se había asociado con Lockheed Martin Corp, Northrop Grumman Corp y Draper.

La empresa de Musk estará así a cargo de continuar con el desarrollo del primer módulo de aterrizaje humano comercial que llevará de manera segura a los próximos dos astronautas estadounidenses a la superficie lunar.

Al menos uno de esos astronautas hará historia como la primera mujer en la Luna. El cohete Space Launch System de la agencia lanzará un total de cuatro astronautas a bordo de la nave espacial Orion para su viaje de varios días a la órbita lunar.

Allí, dos de ellos se trasladarán al Sistema de Aterrizaje Humano (HLS) de SpaceX para el tramo final de su viaje a la superficie de la Luna.

Después de aproximadamente una semana explorando la superficie, abordarán el módulo de aterrizaje para su corto viaje de regreso a la órbita, donde regresarán a Orión antes de regresar a la Tierra.

“Este paso crítico coloca a la humanidad en el camino hacia la exploración lunar sostenible y mantiene nuestros ojos en misiones más lejanas en el sistema solar, incluido Marte”, expresó Kathy Lueders, jefe de las misiones tripuladas de la NASA.

A diferencia del aterrizaje lunar del Apolo, hace más de 50 años, la NASA se está preparando para una presencia a largo plazo en este satélite de la Tierra. Esta presencia permitirá a los humanos llegar a Marte con la ayuda del sector privado.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba