América LatinaInternacionalNoticias

Colombia vuelve a la calma luego de más de dos semanas de protestas

Por primera vez en los últimos 16 días, Colombia vivió una jornada relativamente tranquila, con unas pocas concentraciones pacíficas en algunas ciudades. Sin embargo, el país sudamericano continúa en crisis, mientras el Gobierno comienza a ceder con algunas de las demandas por parte de la población, que van más allá de cancelar la reforma tributaria que motivó las marchas originalmente.

La jornada del jueves inició con la confirmación de la renuncia de la canciller Claudia Blum, la segunda ministra que deja el gabinete del presidente Iván Duque a raíz de las protestas.

Luego de varios días de especulaciones y sin dar ninguna razón por la decisión, la canciller se suma al ya exministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, artífice de la reforma fiscal que sacó a decenas de miles de personas a la calle el último 28 de abril.

La de Carrasquilla fue “una concesión clara a la calle junto con el abandono de esta reforma”, según explicó este jueves a Efe el profesor de Ciencia Política de la Universidad del Rosario Yann Basset.

Y la de la canciller también tiene que ver con las protestas, apuntó, ya que no ha sabido mediar entre las críticas que le han llegado en los últimos días a Colombia, sobre todo por parte de la ONU, por la gestión de las protestas y del uso desmedido de la fuerza por parte de la Policía.

Además, “se habla posiblemente también de otros cambios que podrían venir en el futuro cercano” en la Administración de Duque.

Aunque desde Presidencia aún no han confirmado ni relevo ni razones de la salida de Blum, que reemplazó en noviembre de 2019 en el cargo al ministro Carlos Holmes Trujilo, fallecido el pasado enero, puede que este sea un gesto más hacia los protestantes que piden, en última instancia, la cabeza de Duque.

Las protestas, que comenzaron el 28 de abril contra la ya extinta reforma fiscal y se han cobrado 42 víctimas mortales (41 civiles y un policía), según lo reportado a la Defensoría del Pueblo, han derivado en un sinfín de peticiones que se podrían resumir en el descontento por las políticas neoliberales del Gobierno y la brutalidad policial con la que ha actuado las fuerzas de seguridad.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba