Estados UnidosÚltima Hora

EE.UU. apuesta por la cautela en uso de la energía nuclear

La administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está adoptando con cautela la energía nuclear, a pesar de las persistentes preocupaciones de seguridad, para ayudar a lograr su objetivo de una economía neta de carbono cero para la nación con vistas a 2050.

Los 94 reactores de energía nuclear en Estados Unidos, que son mayoría en cualquier país, serán “absolutamente esenciales” para que Estados Unidos cumpla con las proyecciones de Biden respecto al clima, según su asesora climática, Gina McCarthy.

“Ahora, no espero que esos viejos [reactores nucleares] duren mucho tiempo. Pero sí espero que estén seguros, y espero que continúen de una manera que nos permitirá mantener la reducción de las emisiones de gas de efecto invernadero con una capacidad de carga base realmente estable”, dijo McCarthy recientemente en un seminario web organizado por el Centro de Política Energética Global de la Universidad de Columbia.

“No podremos lograr nuestros objetivos climáticos si las plantas de energía nuclear cierran. Tenemos que encontrar formas de mantenerlas en funcionamiento”, dijo la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, a principios del mes pasado ante la subcomisión de asignaciones de la Cámara de Representantes.

“Estoy absolutamente de acuerdo”, dijo Dan Stoddard, vicepresidente senior y director nuclear de Dominion Energy. “Si vamos a lograr nuestros objetivos de cero emisiones de carbono o cero neto, la energía nuclear debe ser parte de la solución. Por lo tanto, es muy gratificante ver a personas a nivel federal, personas importantes en puestos importantes, reconociendo eso también”.

Aparte de su confiabilidad e independencia de cualquier otra fuente de combustible, la producción de energía nuclear es relativamente compacta, con una huella de poco más de 5 hectáreas por megavatio.

Se necesitarían 3 millones de paneles solares o más de 400 turbinas eólicas para proporcionar la misma energía que un reactor de 1 gigavatio, según el Departamento de Energía de EE.UU.

“La energía solar es buena. El viento es bueno. El almacenamiento [de baterías] es bueno. Pero no son la respuesta tecnológica completa a la pregunta”, dijo Stoddard. “La energía nuclear será, en el futuro previsible, una parte importante de la ecuación si vamos a tener un suministro de electricidad libre de carbono”.

U.S. President Joe Biden visits Ford Rouge Electric Vehicle Center in DearbornU.S. President Joe Biden visits Ford Rouge Electric Vehicle Center in Dearborn
La Casa Blanca apuesta por los vehículos eléctricos
El presidente Joe Biden conversó con trabajadores durante un recorrido por el Ford Rouge Electric Vehicle Center en Dearborn. Fue el más reciente de sus viajes por carretera para promover sus amplios paquetes legislativos de revitalización económica.

Importante para la electricidad de EE. UU.

A pesar de los elevados costosos iniciales para construir y poner en servicio un reactor de energía nuclear, que fácilmente asciende a miles de millones de dólares, la eficiencia de dividir los átomos de uranio ha dado como resultado que el 20% de la electricidad se genere actualmente en Estados Unidos.

Dominion Energy opera siete reactores en dos plantas nucleares en Virginia, una en Carolina del Sur y otra en Connecticut, y todas juntas producen alrededor de 6.500 megavatios de energía.

Combinadas, sus dos plantas nucleares en Virginia, en los condados rurales de Louisa y Surry, brindan energía a casi 900.000 hogares, o aproximadamente un tercio de la producción eléctrica total del estado y el 90% de la electricidad libre de carbono de Virginia.

“No hay un reconocimiento suficiente de la energía nuclear como libre de carbono”, dijo Stoddard en una entrevista con la Voz de América en la instalación de North Anna. “Creo que, en parte, depende de nosotros, como industria, comunicar mejor ese hecho. Tenemos una gran historia que contar en el campo de la energía nuclear”.

Sin embargo, durante décadas, los grupos ambientalistas han contado una historia aterradora sobre la energía nuclear, con capítulos sobre accidentes en Three Mile Island en los Estados Unidos, Chernobyl en Ucrania y Fukushima en Japón. También han expresado su preocupación sobre dónde y cómo almacenar y proteger el combustible radiactivo gastado durante miles de años.

Greenpeace, una vez al frente de este tema, ya no hace campañas activas contra la energía nuclear en Estados Unidos. Pero en respuesta a una consulta de la VOA sobre la postura contemporánea del grupo, envió una declaración.

“La crisis climática exige soluciones que sean rápidas, equitativas y asequibles. La energía nuclear no es ninguna de estas. La energía nuclear es cara y peligrosa, y el hecho de que la contaminación nuclear sea invisible no significa que sea limpia”, según la gerente de campaña de Greenpeace USA, Anusha Narayanan.

“Tenemos la tecnología de energía renovable necesaria para satisfacer las demandas de la crisis climática. En lugar de invertir dinero en nuevas armas nucleares, la administración Biden debería centrarse en eliminar gradualmente los combustibles fósiles e invertir en la transición a una economía de energía renovable”, dijo Narayanan.

La industria nuclear tiene ese tipo de pensamiento como algo obsoleto.

“Estas plantas, algunas de las cuales se acercan a los 50 años de operación, nunca han operado de manera más segura o confiable en su historia”, respondió Stoddard. “La industria nuclear de Estados Unidos tiene un historial increíble de operación segura y confiable.

Si bien las plantas nucleares siguen siendo la principal fuente de generación de energía libre de emisiones del país, no fueron diseñadas para durar para siempre, y se están construyendo muy pocas en Estados Unidos. Desmantelar demasiadas de ellos podría hacer que los objetivos de energía limpia de Biden se conviertan en humo.

La Casa Blanca ha enviado recientemente señales a los legisladores y las partes interesadas de la industria de que apoya los subsidios para evitar que esas viejas unidades nucleares se apaguen.

El Departamento de Energía ” históricamente no ha subsidiado plantas, pero este es un momento a considerar para asegurarnos de mantener activa la flota actual”, dijo Granholm en su testimonio ante el Congreso.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Voz de America

Diario Digital se complace en ser un afiliado autorizado de La Voz de América. Contamos con el expreso permiso de esta agencia para diseminar y retransmitir los contenidos realizados por VOA. Diario Digital se complace en ser un afiliado autorizado de la Voz de América.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba